Contacto telefónico con Antonio Elías

Avanza el TISA en Europa y va dejando derechos por el camino

TISA/ Antonio Elas.
TISA/ Antonio Elas

Los eurodiputados socialistas españoles votaron el miércoles junto a los del PP y Ciudadanos a favor del informe del Parlamento Europeo que da vía libre a la Comisión Europea para seguir negociando TISA. El mismo es un Acuerdo sobre el Comercio de Servicios que están negociando en secreto medio centenar de países del mundo con realidades económicas y laborales muy diversas, como Noruega, Pakistán, México o los paraísos fiscales de Panamá y Suiza.

Es un acuerdo en el que la UE está representada por la Comisión Europea y que pretende fijar una serie de normas que regulen los servicios a escala global.

Estas normas impedirían, por ejemplo, que los diferentes Estados miembros puedan legislar en favor de la voluntad popular blindando las privatizaciones, las liberalizaciones y la presencia de las grandes corporaciones multinacionales en sectores que van desde las telecomunicaciones, al transporte, pasando por la banca y la sanidad.

En lo que se refiere al empleo, el TISA aboga por que las empresas puedan desplazar a sus trabajadores de un país a otro a su total elección aplicándoles la legislación que más les convenga, en lo que parece un intento por reactivar la famosa Directiva Bolkenstein, pero a nivel global.

Entrevistado en Rompkbzas, Antonio Elías de la Red de economistas de Izquierda consideró que en las negociaciones que se vienen llevando adelante por el TISA, de las que ya no participa Uruguay, las pocas áreas que consagraban algunos derechos han sido eliminadas, lo que empeora la redacción del acuerdo.

El economista declaró que se han perdido garantías para los trabajadores. "Todo se mezcla";, ";la pérdida de soberanía genera procesos supraconstitucionales";, advirtió.