Balotaje

José Amorín (PC): La fórmula Vázquez-Sendic no es garantía de respeto a la Constitución, las leyes y la tolerancia

Jos Amorn. Archivo
Jos Amorn Archivo

El Partido Nacional y el Partido Colorado se reunieron en la tarde de este lunes para acordar su apoyo a la fórmula Lacalle Pou-Larrañaga. El Comité Ejecutivo Nacional del PC recomienda "a la ciudadanía" acompañar a dicha fórmula el próximo 30 de noviembre. El senador colorado José Amorín estuvo presente en el mitin y dijo a En Perspectiva que él va votar la fórmula blanca por la "clara convicción" que tienen "respecto al Estado de derecho, a las libertades, a la democracia, al republicanismo". Con respecto a la interna del partido, Amorín aseguró: "obviamente cometimos errores muy importantes para que el partido cayera como cayó, yo personalmente creo que es la peor elección que recuerde, peor que la de 2004".

(emitido a las 7.49 hs.)

EMILIANO COTELO:
El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Colorado fue convocado ayer para una sesión que tenía un objetivo muy especial: recibir a Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga, que el 30 de noviembre van a disputar la segunda vuelta con Tabaré Vázquez y Raúl Sendic.

Por unanimidad de presentes, el órgano de conducción colorado recomendó "a la ciudadanía" el voto a la fórmula presidencial nacionalista, con la que además se alcanzó un entendimiento sobre algunos temas programáticos que se consideran esenciales.

En la práctica, esta resolución refrendó institucionalmente el "apoyo personal" que el ex candidato presidencial Pedro Bordaberry le dio a Lacalle Pou en la misma noche de las elecciones, un gesto que provocó polémica dentro de la colectividad colorada.

En la reunión de ayer del CEN estuvo presente el senador y líder de Batllistas de Ley, José Amorín, con vamos a conversar a partir de este momento.

Tengo el texto de la declaración que emitió el CEN:

"Visto el resultado electoral del domingo 26 de octubre y lo dispuesto por el artículo 151 de la Constitución de la República. Atento que la ciudadanía deberá elegir el último domingo del mes en curso entre las formulas presidenciales Lacalle Pou-Larrañaga y Vázquez-Sendic, con absoluta prescindencia de Lemas y Partidos.

La fórmula Lacalle Pou-Larrañaga ofrece un compromiso claro e inequívoco de respeto a la Constitución, a las leyes y a la tolerancia que debe caracterizar la convivencia democrática y republicana.

El Comité Ejecutivo Nacional del Partido Colorado resuelve:

1) Recomendar a la ciudadanía, el voto por la fórmula presidencial Lacalle Pou-Larrañaga en el balotaje próximo."

Es curiosa esta fórmula: se recomienda "a la ciudadanía", no a los votantes colorados.

JOSÉ AMORIN:
En realidad nosotros hacemos la recomendación, debería ser a los que nos votaron a nosotros, a los votantes colorados.

EC – Esa era mi duda, justamente.

JA – Sí, debería ser así. Es claro además que es una recomendación. Nosotros entendimos por unanimidad que por distintos motivos es mejor para el país la fórmula Lacalle Pou-Larrañaga frente a Vázquez-Sendic. Hicimos esa recomendación y después naturalmente la gente va a hacer lo que quiera.

EC – Ahí viene el punto dos: "Reconocer el derecho de los ciudadanos en general y de sus adherentes en particular, de elegir libremente, en una instancia en la que nuestros candidatos no podrán comparecer. Fiel a los principios colorados y batllistas que nos animan, esta colectividad representa a todos, sin perjuicio de la decisión que cada ciudadano adopte".

JA – Eso es bastante evidente. Nosotros entendemos que, por los motivos que dice ahí, es mucho mejor la fórmula Lacalle Pou-Larrañaga, pero naturalmente la gente va a hacer lo que le parezca, y los colorados que nos honraron con su voto van a hacer lo que les parezca. Yo tengo la sensación de que la clarísima mayoría va a coincidir con la declaración del CEN, y habrá algunos que no y no dejarán de ser colorados por optar en libertad por el voto que ellos prefieran.

EC – Es interesante este par de puntos iniciales de la declaración porque el CEN toma una serie de precauciones, lo que da la pauta de que el tema es sensible. Lo comprobamos en estos días con algunas reacciones que hubo dentro del Partido Colorado luego de las elecciones del domingo 26.

JA – Sí, pero ahí hay una cosa que es muy fuerte, que a lo mejor no se nota bien y que para mí es lo más importante de todo: la referencia a la clara convicción de la fórmula Lacalle Pou-Larrañaga respecto al Estado de derecho, a las libertades, a la democracia, al republicanismo. Para mí es ese el gran tema por el cual yo voy a votar la fórmula. Es un asunto muy importante, central, que lamentablemente en algunos sectores del Frente Amplio no está marcado con claridad.

EC – Sin embargo hay -y ha habido- nombres conocidos del PC pronunciándose por la posibilidad de votar a Tabaré Vázquez. En ese sentido, me llamó la atención la frase que el diputado Fernando Amado pretendía que se incluyera en esta declaración de ayer: "el CEN quiere deja expresa constancia de que es tan colorado aquel que votará a Lacalle Pou como quien lo hará por Tabaré Vázquez, en blanco o anulado, todos son iguales de colorados y esta colectividad los representa, abraza y necesita a todos sin exclusiones". No se aceptó ese texto.

JA – En realidad ese texto está en la misma línea, quizás un poco más explícito y detallado, que el numeral dos de la declaración: los colorados son libres de votar a quienes les parezca y van a seguir siendo todos colorados. Lo que pasa es que cuando uno hace una declaración y dice "recomendamos votar a este pero si votan a otro está fenómeno, y siguen siendo iguales" al final pierde un poco de fuerza la declaración. Lo que nosotros queríamos era que quedara absolutamente claro que nosotros entendemos que es mejor para el país la fórmula Lacalle Pou-Larrañaga y que naturalmente los colorados son libres de hacer lo que les parezca,

Nadie se va a enojar con nadie por votar algo distinto a lo que dice el CEN. Yo no me enojo con nadie que quiera venir con pancartas a la casa del partido a decir lo que le parezca, me parece que está bien. Si nosotros somos, y lo hemos dicho siempre, desde mediados del siglo XIX el partido de la libertad en Uruguay, si nos creemos el partido liberal en el sentido de amor por la libertad, tenemos que ser absolutamente tolerantes y respetuosos de quienes piensen distinto a nosotros, aún dentro del partido. Nos parece que eso es esencial y que marca una diferencia del Partido Colorado, lo hizo históricamente, que si cambiamos vamos a perder parte de la esencia de lo que somos.

EC – Entiendo lo que dice, pero yo no recordaba que en ocasiones anteriores la resolución del partido tomara todos estos puntos de precaución.

JA – Hubo distintos episodios. El primero y más notorio, porque fue exitoso, fue el acuerdo entre el Partido Colorado y el Partido Nacional cuando gana la elección de Jorge Batlle, y me parece que ahí lo más interesante del tema fue cómo se hizo. Luis Alberto Lacalle no anunció la noche de la elección que iba a apoyar a Batlle, ni al otro día, ni al otro. Lo que hubo fue alguna conversación personal entre Lacalle y Batlle y después reuniones de equipos políticos a los efectos de ir haciendo una especie de programa común, que era el que se iba a poner a consideración de la ciudadanía. A mí me parece que es así que tiene que funcionar la segunda vuelta, el que sale tercero y apoya a uno de los dos tiene que decir: "lo apoyo porque nos pusimos de acuerdo en este punto y estos otros, y si ganan vamos a llevar adelante esto", es mucho más fácil para uno recorrer el país diciendo que aconsejamos votar a Lacalle Pou-Larrañaga porque nos pusimos de acuerdo en estos puntos. A mí ese anuncio del primer día y después dejarlo quieto me parece que no es muy efectivo, y eso fue lo que pasó hace cinco años, cuando el Partido Colorado anunció al segundo o tercer día que apoyaba a la fórmula Lacalle Herrera-Larrañaga, y después quedó ahí. Cuando se planteó este tema en el CEN del martes, Tabaré Viera dijo que habría que llamar a Lacalle y Larrañaga para que vinieran y se comprometieran en algún tema con nosotros, yo hice la explicación de lo que había pasado, porque lo viví, en el episodio Lacalle-Batlle, y el CEN coincidió y dijo: "los invitamos, que vengan y vamos a plantearles algunos temas que para nosotros son muy importantes".

EC – Ahora vamos a ir a eso, a los temas programáticos, pero de pique ustedes ya hacen una afirmación: "la fórmula Lacalle Pou-Larrañaga ofrece un compromiso claro e inequívoco de respeto a la Constitución, a las leyes y a la tolerancia que debe caracterizar la convivencia democrática y republicana". Ya por ese motivo había una inclinación a ir por esa fórmula.

JA – Sin duda, para mí con ese motivo bastaba, pero me parece que había que profundizar un poquito más.

EC – Sobre ese punto, un oyente, Joselo, pregunta: "¿Pero entonces la fórmula Tabaré Vázquez-Sendic para ustedes no es garantía de respeto a la Constitución, las leyes y la tolerancia?".


JA – Y, con total franqueza, no. Como ha actuado en los últimos años el Frente Amplio votando leyes groseramente inconstitucionales, atacando a la Suprema Corte de Justicia (SCJ) con fuerza, hoy veo nuevamente que se solicita una forma distinta para nombrar a los jueces de la SCJ, con audiencias públicas, presionándola, como se ha hecho. El doctor Tabaré Vázquez diciendo que la ciudadanía se equivoca cuando vota y por lo tanto podemos pasar por encima de algún plebiscito, o el presidente José Mujica diciendo: "nos odian". Es claro que son temas que van contra la base de la República, a nosotros nos parece que está mal y es gravísimo y que es la esencia de todo: sin eso, lo demás no tiene sentido.

EC – Usted alude a una noticia del día de hoy. Está en el diario El País y que dice que Pablo Álvarez, el número tres del Ministerio de Educación y Cultura, se sumó a un reclamo de organizaciones sociales para que los candidatos a integrar la Suprema Corte se sometan a audiencias públicas.

JA – Pero antes Lucía Topolansky había dicho que hay que cambiar la Constitución para que la SCJ fuera reflejo de la gente, es decir: anulando la independencia básica que tienen que tener estos organismos y que hacen a la esencia de la República, de la separación de poderes y de garantías para todos, cosa que ha ocurrido en otros países de América Latina. Para mí ese es el tema número uno, por eso es que cuando la diputada Martha Montaner dijo que para ella eso era central dije que eso tenía que ir antes que todo, lo primero es eso, lo más importante de todo es el Estado de derecho, las garantías a las personas, la democracia, la República, la libertad, después vienen los otros temas, y por suerte así fue resuelto por el CEN.

EC – Vayamos al punto tres de la declaración, que dice:

"Difundir que hemos llegado a un entendimiento con la fórmula referida, sobre los siguientes puntos que son algunos de los temas esenciales de nuestro programa de gobierno:
i) Mejorar la educación, para que ningún niño, adolescente o joven, se quede sin la oportunidad de recibir una educación de calidad.
ii) Mejorar la seguridad, para que los ciudadanos honestos puedan vivir en paz.
iii) Modificar la carga impositiva, para que no pague más quien más trabaja.
iv) Mayor transparencia, para que los gobernantes sean los primeros en dar el ejemplo de probidad.
v) Elaboración de una política exterior que contemple revisar el actual proceso de integración a través del Mercosur."

¿No son enunciados demasiado generales?

JA – Sí, son casi títulos. Estamos diciendo cuáles son los temas que más nos preocupan a nosotros, naturalmente en la educación tenemos programas que en muchos casos coinciden con los del Partido Nacional, en seguridad también. Hay un tema que a mí me parece importante hace mucho tiempo, que tiene que ver con los valores y el valor de darle fuerza a la gente que trabaja en Uruguay, que es el tema del IRPF, que lo hablamos con la fórmula y avanzamos en el tema. Está el tema de la transparencia, que Bordaberry había hecho un apunte importante antes de la elección, y está el tema del Mercosur, que es un tema en el que Uruguay se va a tener que meter a fondo gane quien gane la elección.

Son temas generales, son casi títulos.

EC – Sí, en algún caso, como los dos primeros, "mejorar" puede querer decir muchas cosas.

JA – Son títulos… Con Tabaré Viera tuvimos hace tres o cuatro días una reunión con Larrañaga, con quien tengo personalmente una larga amistad desde los momentos complicados de 2002, cuando nos reuníamos Alejandro Atchugarry y yo por el Partido Colorado con Larrañaga, Luis Alberto Heber y Francisco Gallinal por el Partido Nacional para enfrentar aquellos momentos críticos del país, tengo mucha confianza con él. Hablamos de estos temas, dijimos que queríamos avanzar en ellos, naturalmente no podíamos ir a fondo, ponernos a trabajar para decir todo lo que queríamos en cada área y asumir un compromiso porque llevaría mucho tiempo. Tenemos entendimientos generales, creemos que estos son temas centrales para Uruguay, conocemos el programa del Partido Nacional, ellos conocen el nuestro, hay algunos puntos de contacto. El compromiso es trabajar con mucha fuerza en estos cinco años si la fórmula Lacalle Pou-Larrañaga ganara la elección.

EC – Recordando el antecedente que usted mencionaba recién, cuando el balotaje fue entre Batlle y Vázquez y el Partido Nacional apoyó a Batlle, usted mismo lo mencionaba, hubo una negociación programática intensa, llevó varios días, terminó con la redacción de un documento que era pormenorizado. Mi pregunta es por qué no se siguió ese camino o por qué no se llevan adelante ahora, por lo menos después del comunicado, reuniones en las que se pueda justamente profundizar en estos temas para afinarlos.

JA – Es probable que tengamos reuniones de ese tipo. Nosotros queríamos terminar con este tema, creíamos que era bueno para el país y también para el Partido Colorado dar una señal clara al respecto. Lo que dice usted de Batlle-Lacalle fue así, la elección fue el 30 de octubre y el 9 de noviembre recién se firmó ese acuerdo en el que se trabajó cuatro o cinco días, con un episodio muy triste en el medio que fue un accidente que hubo en Paso Apache. Pero sí, fue mucho más detallado que este, yo creo que cuanto más detallado es mejor, pero nosotros queríamos especialmente que el Partido Colorado se pronunciara después de escuchar a la fórmula en la casa de nuestro partido decirnos, como lo hicieron con detalle, que estos temas para ellos eran muy importantes y que estaban dispuestos a trabajar con nosotros con firmeza para avanzar en estos puntos y naturalmente para ponerlos en práctica en caso de ganar el gobierno.

EC – ¿Cómo continúa ahora la relación entre el Partido Colorado y el Partido Nacional con vistas a la segunda vuelta?

JA – Lo que yo voy a hacer, y creo que también lo van a hacer muchos dirigentes del Partido Colorado, es recorrer el país con este acuerdo por dos motivos. Para agradecerles a todos nuestros amigos, correligionarios, dirigentes que trabajaron con entusiasmo para esta elección, que hicieron el máximo esfuerzo que podían hacer, agradecerles por todo lo que han hecho, darles una palabra de aliento después de una elección que fue tan negativa para nosotros. Y para explicarles por qué vamos a acompañar la fórmula Lacalle Pou-Larrañaga, para explicar esto en los distintos medios, para que la gente sepa claramente cuál es nuestra posición y para que con ella tomen la decisión que tengan que tomar.

EC – Va a haber campañas paralelas entonces.

JA – Paralelas.

EC – Eso ya fue mencionado la semana pasada y ahora se confirma.

JA – Sí, absolutamente confirmado, no vamos a hacer campaña juntos, seguramente no vamos a subir a ningún estrado juntos, salvo que de casualidad coincidamos. Cada cual está haciendo su cronograma de visitas a los departamentos del interior por la suya, los batllistas por la nuestra, Vamos Uruguay por la de ellos y el Partido Nacional por la de ellos.

EC – Dentro del Partido Colorado también va a haber campañas distintas, de los dos sectores.

JA – Es así, es claro que somos dos corrientes, cada cual hará su campaña y explicará la decisión que tomamos de la manera que entienda mejor.

EC – Y a la hora de la publicidad en televisión o medios electrónicos, por ejemplo, ¿el Partido Colorado se va a sumar también?

JA – No hemos hablado de ese tema, para nada. Pero esperemos, vamos a ver cuál es el planteo, nosotros no vamos a estar en el comando de esta campaña, pero vamos a colaborar en lo que entendamos necesario.

EC – Toda esta efervescencia que se dio en estos días dentro del Partido Colorado a propósito de cómo se procesaron las cosas en la noche de la elección, si votar o no a una fórmula o a la otra, también las discusiones que están planteadas a propósito de por qué votó tan pobremente el Partido Colorado. ¿Qué va a pasar con ese debate?

JA – Ahora vamos a trabajar para el balotaje, después tenemos que ir a fondo, tenemos que ver en qué nos equivocamos, obviamente cometimos errores muy importantes para que el partido cayera como cayó, yo personalmente creo que es la peor elección que recuerde, peor que la de 2004…

EC – ¿Peor que la de 2004 pese a que en ese año se cayó al 10%?

JA – Se votó 10,5% en 2004, en esta se votó 12,9%, pero en 2004 teníamos la justificación de la crisis, el país venía destrozado de un gobierno colorado, la gente natural y lógicamente le tenía que echar las culpas al gobierno, aunque no las tuviera todas, era un resultado no digo que esperado pero tenía una justificación. Este es un resultado que viene después de… yo veía el ambiente en 2004, nosotros salíamos a la calle y la gente estaba enojada, ahora no, nos saluda, nos levanta el dedo, nos palmea la espalda, se pone a charlar con nosotros, y aún así votamos muy mal, horriblemente mal. Creo que hubo errores muy importantes que los analizaremos en frio, entre todos, para tomar las decisiones que haya que tomar.

EC – Pero usted dice que ese debate queda para después del 30.

JA – Yo creo que al otro día tenemos que empezar. Ahora tenemos que dedicarnos a lo que hay que dedicarse que es el balotaje. El 6 de diciembre nosotros tenemos la elección del nuevo CEN, que no se eligió hasta ahora, y será ese CEN y seremos nosotros, que ya estamos haciendo la autocrítica, conversando y tratando de ver por qué pasó lo que pasó. Por supuesto que en algunas cosas ya decíamos antes de la elección que nos estábamos equivocando, y feo. Pero seguiremos analizando para tomar las decisiones, y tendremos que trabajar todos, desde todos los sectores, en la renovación del partido. Es un partido que necesita una fuerte renovación, tiene que volver a sus raíces, a ser lo que fue, y hay que trabajar mucho. Es probable que esto nos lleve mucho tiempo, pero cuando uno está convencido de que este partido es enormemente necesario para el país y que las ideas que uno tiene son bien positivas para Uruguay, vale la pena trabajar, lo seguiremos haciendo con ganas.

EC – Me quedó picando una frase que usted dijo: el partido tiene que volver a sus raíces. ¿A qué se refiere con eso?

JA – Creo que tiene que volver a ser ese partido abierto, liberal, de raíces batllistas, creo que ese es el Partido Colorado, esa es la esencia del partido.

EC – ¿Ese es un cuestionamiento a la dirección de Bordaberry?

JA – No, después veremos eso, con tranquilidad, hoy no quiero señalar culpables con el dedo, me parece que todavía estamos muy doloridos, todos. En estas circunstancias más vale tomar aire, con tranquilidad, ver qué hicimos mal, entre todos, porque todos nos equivocamos, y tratar de corregir rumbos.

***