Vamos Uruguay

Sapolinsky: "Haber sumado en fórmula colorada a Batllistas de Ley no necesariamente le hubiera dado más batllismo a la propuesta"

Sapolinsky: "Haber sumado en fórmula colorada a Batllistas de Ley no necesariamente le hubiera dado más batllismo a la propuesta"
Foto: Nicols Celaya /adhocFotos

El sábado la Mesa Nacional Ampliada de Vamos Uruguay sesionó en Trinidad, Departamento de Flores, con el objetivo de hacer un primer balance sobre el resultado electoral del 26 de octubre, la estrategia de cara al 30 de noviembre y el futuro del sector. En ese sentido En Perspectiva entrevistó al secretario general del Partido Colorado, Max Sapolinski, el cual expresó que la instancia sirvió para que "los dirigentes pudieran expresar sus sentimientos". De todas formas aclaró que "el liderazgo y la gestión" de Pedro Bordaberry, "quedaron reafirmadas" y opinó que en la situación actual de sea colectividad política "no aparece clara la generación de nuevos liderazgos". Consultado sobre cuánto pesó en la baja votación la elección de Germán Coutinho para integrar la fórmula, Sapolinsky le sacó importancia: "Puedo aceptar que haya integrantes del PC que consideren más apropiado integrar la fórmula con el otro sector grande, pero no que haber sumado a un integrante de Batllistas de Ley le diera más batllismo a la propuesta".

(emitido a las 7.51 hs.)

EMILIANO COTELO:
La Mesa Nacional Ampliada de Vamos Uruguay sesionó el sábado en Trinidad, la capital de Flores. El orden del día incluía balance del resultado electoral del 26 de octubre, las movilizaciones hacia la segunda vuelta del 30 de noviembre y las acciones futuras.

Fue la primera reunión de los liderados por Pedro Bordaberry después de los comicios nacionales, donde el Partido Colorado (PC) tuvo una caída fuerte, ya que apenas alcanzó al 13% de los votos.

Este resultado puso en cuestión el liderazgo del excandidato presidencial, que en los días siguientes fue cuestionado a través de los medios de comunicación, tanto por dirigentes de su sector como del otro movimiento del partido, Batllistas de Ley.

¿Qué dejó esta primera evaluación?, ¿cómo procesará Vamos Uruguay y el PC la situación que ha quedado esbozada? Vamos a conversar con Max Sapolinski, que es dirigente de Vamos Uruguay pero además secretario general del PC.

ROMINA ANDRIOLI:
¿Cómo vio la reunión de este sábado en Trinidad?, ¿cuánto tuvo de evaluación de los resultados del 26 de octubre?

MAX SAPOLINSKI:
Usted sabe cómo se producen muchas veces estas reuniones, a pocos días de las elecciones, con el resultado todavía en caliente, con la conciencia de que las expectativas del resultado del partido eran superiores a las obtenidas efectivamente. De todas maneras, vinieron de todo el país representantes de todos los departamentos y se hizo una evaluación, fue la posibilidad de que una larga lista de dirigentes pudieran expresar sus sentimientos y se generó un sano intercambio. Por supuesto que el criterio general que se planteó es que hay que hacer un análisis profundo y exhaustivo de los resultados y de por qué no se lograron las expectativas planteadas. Se consideró que esta era una reunión primaria para todo eso, en la línea de lo que planteó justamente el PC de hacer la evaluación con las autoridades que surjan de la formación del nuevo Comité Ejecutivo Nacional a partir del mes de diciembre.

RA – O sea que pasaron la cuestión para más adelante.

MS – Por supuesto que se hicieron las primeras aproximaciones al tema pero la línea de razonamiento era esa. De todas formas lo que a mi criterio quedó claro de todas las expresiones de los que hablaron fue la confirmación del liderazgo de Bordaberry, a quien se lo ovacionó y se le reconoció el trabajo realizado durante todo el proceso de la campaña electoral, tanto a él como a Germán Coutinho.

RA – Eso le iba a preguntar, porque veía una frase que recogió el diario El País que dijo Bordaberry y que llama la atención. Señaló durante su discurso: "Hicieron fila para pegarme, no van a ablandar a nadie";, ¿qué le pareció esa frase?

MS – Creo que eso fue la constatación de una situación que claramente se advirtió a partir de los resultados del 26 de octubre. Desde ese día surgieron diversas voces que empezaron a cuestionar de alguna manera a Bordaberry y algunas de sus decisiones, creo que eso estaba en la percepción y el sentimiento de todos los presentes. Entiendo que en esa jornada también se vivió la reafirmación del liderazgo de Bordaberry, y el reconocimiento de los integrantes de Vamos Uruguay hacia su persona y la gestión que ha realizado.

RA – ¿Y qué se destacó concretamente de Bordaberry como líder actual?

MS – En realidad lo que todos ya sabemos: el trabajo que ha dedicado, la capacidad que ha tenido. Nosotros seguimos pensando que desarrolló una tarea importante representando al PC con su candidatura a las elecciones, hubo por supuesto circunstancias por las cuales no pudimos alcanzar los logros previstos, sería una demostración soberbia no reconocerlo, pero sin embargo el esfuerzo que realizó y la capacidad que demostró en la campaña fueron reconocidas y creo que lo son en todas las tiendas, más allá de Vamos Uruguay y del PC.

RA – A propósito del liderazgo de Bordaberry usted también dijo una frase que me llamó la atención: "los liderazgos no se inventan, es el líder el que puede, no el que quiere";. ¿Qué pasa más allá del liderazgo que hoy le reconocen a Bordaberry, hay renovación de liderazgo dentro del PC en general y de Vamos Uruguay en particular?

MS – Yo entiendo que es bueno que los liderazgos se generen en todos los partidos, sería una cosa muy positiva. Esa frase mía va dirigida a que notoriamente se habían generado cuestionamientos yo no diría tanto desde dentro de Vamos Uruguay, pero se ubicaron de alguna manera a nivel de prensa y de comentarios sobre si el resultado electoral, que como decía fue más magro de lo que estaba previsto, cuestionaba ese liderazgo. Entiendo personalmente que los liderazgos no se generan en forma artificial y a pedido sino que son procesos de un trabajo, de un reconocimiento, de una capacidad, de un sentimiento colectivo que permite que esos liderazgos se puedan generar. Es el caso de Bordaberry, por lo tanto cuestionar en este momento su liderazgo parece no ser razonable, en mi criterio.

El futuro dirá, porque los partidos también requieren de renovación y creo que sería buena la generación de diversos liderazgos que puedan...

RA – ¿Pero usted ve esas posibilidades hoy en día dentro del PC y de Vamos Uruguay?

MS – Dentro de Vamos Uruguay no las estoy advirtiendo y a nivel del partido aparentemente, con los resultados a la vista de las internas y de las elecciones, no aparece clara la generación de nuevos liderazgos. Pero usted sabe que en el proceso político el futuro determinará, a mí me parece que en concreto con lo del domingo lo que quedó claro fue la reafirmación con respecto a Vamos Uruguay del liderazgo de Bordaberry ante las dudas que han sido más a nivel periodístico que en los hechos concretos.

RA – Si vamos a algunas de las críticas que se escucharon en estos día después de la votación claramente una surge de Batllistas de Ley porque se achacó con los resultados a la vista lo que ya se había criticado en otra instancia: la conformación de la fórmula con Germán Coutinho, otro integrante de Vamos Uruguay, sin integrar las dos visiones del PC. ¿Qué autocrítica se hizo en ese sentido, se le atribuyó un valor a la incidencia de ese aspecto en los resultados del 26?

MS – Yo diría que el domingo ese planteo no estuvo instalado. En lo personal soy consciente de que fue un elemento que generó polémica, tengo algunas dudas realmente de si esa decisión fue una de las causas que motivaron que la votación estuviera por debajo de las expectativas, creo que tendrá que ser uno de los objetos de análisis en esta autocrítica que tenemos que hacer. Hay un convencimiento general de que tenemos que hacerlo, el mismo Bordaberry planteó la necesidad de ir a fondo en el análisis de los resultados. Creo que este es uno más de los elementos de la campaña que se instalaron, habrá que analizarlo también. El domingo ese no fue un tema de discusión, tengo realmente dudas de que pudiera ser uno de los elementos definitorios en cuanto al resultado más magro de lo previsto.

RA – Usted no le atribuye una importancia relevante a ese aspecto, entonces.

MS – Puede ser que esa discusión que se generó fuera un factor de distorsión en la campaña, todos los elementos pueden generar problemas, si se genera una distorsión en el medio de una campaña puede generar también una distorsión en la organización, la planificación y el resultado.

RA – Porque hay quienes dicen que le faltó batllismo a la fórmula del PC.

MS – Si, yo en estos temas hablo a título personal hasta que el análisis final y compartido no se realice y se procese. A mí me parece que eso es en realidad un argumento tomado en base a títulos más que a profundidad, el hecho de integrar en la fórmula a un candidato del sector que se denomina Batllistas de Ley no le da más o menos batllismo, en todo caso reconozco que no se integra a uno de los sectores fuertes del PC, pero en cuanto al tema del batllismo para mí está impregnado en todos los sectores del PC.

Yo decía justamente el domingo que no le doy la diestra a nadie en cuanto a definición de batllista y no creo en los "batllistómetros";. Sí puedo aceptar que haya integrantes del partido que consideren más apropiado integrar la fórmula con integrantes de los dos grandes sectores del partido, pero no en cuanto a que haber sumado un integrante de Batllistas de Ley le daba más batllismo a la propuesta, al programa ni a la fórmula.

RA – Cómo fue la situación con dirigentes de Vamos Uruguay como Fernando Amado en la reunión del sábado tras las críticas fuertes que había realizado y los propios cuestionamientos que recibió a raíz de esas críticas que había formulado a Bordaberry?

MS – No hubo menciones directas a individuos, lo que sí hubo fue un planteo general y muy firme en el discurso de Bordaberry en cuanto a la necesidad de la lealtad en el relacionamiento entre los integrantes del sector. Entendiendo por lealtad no la prohibición de disentir ni mucho menos, sino el intercambio claro de las posiciones, el cara a cara -como dijo él-, en el sentido de que muchas veces surgen criterios contrapuestos a nivel de prensa y no en los marcos que parecerían adecuados para un sector. En esa línea de acción y en forma genérica fue lo que se planteó en la reunión.

RA – Hay algunos trascendidos que mencionan al edil Andrés Ojeda que planteó refiriéndose a Amado que "si tiene un poco de amor propio debería estar dejando Vamos Uruguay a la brevedad";. ¿Hubo planteos de ese tipo?

MS – No, esas son expresiones que escuché a nivel de prensa, no fue planteado de esa forma en la reunión. Sí se habló en términos genéricos de estos aspectos de lealtad dentro del sector para poder conocer los disensos en forma directa y clara y no por medio de la prensa, que es un poco lo que a algunos dirigentes les molestó en el proceso que comenzó el domingo 26. Pero esa es la posición expresada por el edil Ojeda, es una percepción personal, no fue decidido en esa forma en la reunión.

***