Documento Exclusivo

Mientras Sendic estudió en Cuba no se podían hacer dos carreras universitarias a la vez

Ral Sendic, Mariela Rodrguez Mederos, certificados y Florencia Carballo.
Ral Sendic, Mariela Rodrguez Mederos, certificados y Florencia Carballo

El vicepresidente aseguró en más de una ocasión haber realizado estudios en paralelo de Medicina y Genética Humana en La Habana, Cuba. Según se desprende del video completo al que accedió en exclusiva Rompkbzas, por norma, no era posible hacer dos carreras.

El 24 de febrero, El Observador publicó una nota titulada "Raúl Sendic se presenta como licenciado pero no lo es", de la periodista Patricia Madrid, en la que a través de varios audios que registran una conversación entre ambos, el vicepresidente admite que no es licenciado en Genética Humana.

Al día siguiente dijo exactamente lo contrario en una declaración de prensa en el Palacio Legislativo.

El 2 de marzo, mientras estaba de vacaciones en Cuba, Florencia Carballo -una ciudadana uruguaya-, fue a la Universidad de La Habana con la intención de saber si el vicepresidente Raúl Sendic era licenciado en Genética Humana. Además de que le informaron que eso era imposible porque la licenciatura no existe, se enteró de "que no habían encontrado nada" sobre su formación académica.

A continuación, escucharemos en exclusiva el audio de los 6 minutos que le llevó hacer el trámite en La Habana y determinar que no existen registros de Raúl Sendic, ni siquiera como estudiante en ninguno de los centros educativos en donde debería haber cursado estudios o bien de medicina o de genética.

@Flor_uy en La Habana

En Uruguay Raúl Sendic cursó menos de un año de Medicina en la Facultad y no hay registros de que haya dado ningún examen según pudo confirmar en forma directa Rompkbzas en base a fuentes del decanato de la casa de estudios.

Sendic, como muchos otros se acogió a una amnistía otorgada a los estudiantes exiliados que les permitía revalidar sólo con la presentación de la escolaridad. Hoy, debería haber homologado su escolaridad presentando los programas cursados firmados por los docentes y autenticados.

Nuestros informantes agregaron que hubo muchos problemas con las reválidas de los estudiantes llegados de Cuba y de Argentina para continuar sus estudios.

En la Facultad de Medicina no hay datos concretos sobre si se integró al Ciclo Clínico Patológico 1 o 2, correspondientes a quinto y sexto del plan 1968, que cursó.

Según nuestros informantes, dada la carga curricular, lo lógico hubiera sido que ingresara al CICLIPA 1 y no al CICLIPA 2, como ha dicho en varias oportunidades el vicepresidente.

No obstante esto, varios de los integrantes del comité de reválidas habían ejercido la medicina o la docencia en Cuba en el mismo período en el que Sendic estudió en la Isla.

Nuestras fuentes en Medicina dijeron que algunos integrantes del actual Consejo Directivo de la Facultad recuerdan haber compartido clase con el hoy vicepresidente.

Según allegados al Decanato de Medicina, Fernando Tomasina había solicitado la documentación al enterarse de la noticia publicada por El Observador al archivo de la Facultad anticipándose al debate.

Los informantes también dijeron que no hubo presiones de parte del Vicepresidente para conseguir los documentos y que la velocidad en la entrega del material responde a la reacción rápida de Tomasina al conocer la noticia.

Un docente de medicina que coincidió en el tiempo con Raúl Sendic en el Instituto de Ciencias Médicas de la Habana dijo a Rompkbzas que cree haberlo visto cursando materias en la Isla. "No puedo dar datos ciertos de su desempeño como sí podría darlos de otros uruguayos con destacada actuación académica";, dijo.

Consultado sobre si es habitual premiar con medallas de oro la trayectoria académica como mencionó Sendic, dijo que no existe tal distinción.

Explicó que se otorgan títulos honoríficos pero es en casos muy excepcionales. "Se otorgan después de muchos años de ejercicio de la profesión o la docencia";, dijo.

Otra peculiaridad del documento con el que Sendic valida sus estudios es que la homologación de la firma tiene el sello de la representación uruguaya en la Habana pero también de la embajada uruguaya en Nicaragua.

Fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores confirmaron que esa particularidad responde a que no estaban completamente restablecidas las relaciones diplomáticas con Cuba, una de las primeras medidas de política exterior del primer gobierno de Julio María Sanguinetti.