Designación de la ministra de Educación

Emiliano Mandacen: La clave no está en si es o no María Julia Muñoz la ministra de educación, sino que se cumplan los acuerdos

Mara Julia Muoz - Archivo. Foto: Javier Calvelo
Mara Julia Muoz - Archivo Foto: Javier Calvelo

La designación de los ministros de Tabaré Vázquez ha generado qué hablar en varios ámbitos. En la educación, la figura de Maria Julia Muñoz sorprendió, pero Vázquez confía en su labor. El dirigente de ADES Montevideo, Emiliano Mandacen, dijo a En Perspectiva que no le preocupa tanto la persona que va a estar ahí, sino los criterios que va a adoptar el Gobierno y el Poder Ejecutivo a la hora de ejecutar los planes educativos. "Esperemos que haya espacios de negociación real donde las decisiones que se tomen con diferentes sectores políticos tengan peso real" agregó el docente.

(emitido a las 7.49 hs.)

EMILIANO COTELO:
El próximo año se perfila como desafiante para el nuevo gobierno.

Tabaré Vázquez deberá comenzar a aplicar el programa del Frente Amplio (FA), en medio de  la discusión del Presupuesto Quinquenal.

El programa con el que se presentó a las elecciones marca claramente que "se tenderá" a otorgar, al final del quinquenio, el 6% del PBI para Educación, una materia en la que Vázquez prometió grandes cambios. Habló de modificar el ADN de la educación pública.

Esta semana se supo que para comandar esa reforma, el presidente electo confiaba en María Julia Muñoz, una persona de su más absoluta lealtad. Anoche, en una entrevista con el programa En la mira, de VTV, explicó que escogió a María Julia Muñoz para el cargo de ministra de Educación y Cultura porque es "una hacedora nata" y porque "sabe lidiar con sindicatos complicados". También sostuvo que a la ministra le tocará la tarea de coordinar con los consejos desconcentrados de la ANEP sin interferir con su independencia.

(Audio: En la mira.)

Tabaré Vázquez: Pretendemos, no por la vía de meterse impositivamente, sino por la vía de tratar de coordinar los distintos niveles a través del MEC y avanzar en un cambio sustancial del sistema educativo.

Gabriel Pereira: ¿Tiene relación lo que yo le mencionaba de los gremios, que es un gremio complicado y ella ha sabido lidiar con gremios complicados?

Tabaré Vázquez: Claro, ella ha sabido lidiar con gremios complicados pero lo ha hecho siempre en el terreno del diálogo, del encuentro, de la discusión.

(Fin.)

¿Qué dicen los gremios?

ROMINA ANDRIOLI:
Estamos en línea con Emiliano Mandacen, dirigente de ADES Montevideo, la Asociación de Docentes de Educación Secundaria.

¿Cómo se ve desde el gremio de la enseñanza esta designación de la doctora María Julia Muñoz al frente de la cartera de Educación?

EMILIANO MANDACEN:
Nosotros hemos planteado, en varios medios ya, que es una decisión política del presidente de la República que rápidamente ha designado a su gabinete, tomando la decisión clara de poner a una persona de su total confianza política al frente del Ministerio de Educación y Cultura (MEC). No preocupa tanto la persona que va a estar ahí como qué criterios va a adoptar el gobierno del Ejecutivo y el presidente de la República en todo lo que se va a referir a la discusión por el próximo Presupuesto Quinquenal, no solo para la educación sino también para vivienda, salud, y otros elementos claves en el desarrollo de políticas de mayor justicia e igualdad. De alguna forma esto nos plantea tratar de construir un presupuesto y nosotros vamos a hacer planteos concretos, especialmente para la educación, que busquen de alguna forma abarcar todas las necesidades del sistema. Tanto lo que se refiere a mejores condiciones de trabajo, o sea plantearnos la definitiva profesionalización de los educadores en este país, que para eso hay que contemplar elementos salariales pero también de mayor acceso a la formación y a la salud laboral, como aspectos para mejorar las condiciones de aprendizaje de todos los estudiantes, desde lo edilicio, su desarrollo integral en lo que se refiere a lo artístico y lo deportivo, y también la mejora en el acceso a materiales didácticos.

Creo que es un proceso muy importante, esperemos que haya espacios de negociación real donde las decisiones que se tomen con diferentes sectores políticos tengan peso real.

RA – Si entiendo bien, ustedes a priori no tienen ningún tipo de reparo con la designación de María Julia Muñoz. Le pregunto a propósito de lo que planteó anoche Vázquez, que fue designada por sus antecedentes de haber estado al frente de un cargo en la Intendencia de Montevideo que le implicó, por ejemplo, enfrentarse a Adeom.

EM – Yo creo que la palabra "enfrentarse" no es la adecuada, creo que de alguna forma…

RA –…Él usó la palabra "lidiar".

EM – Sí, lidiar… creo que la clave no está en si es o no María Julia Muñoz, en lo que se refiere a mi opinión personal. En un aspecto de negociación tan crucial para el país, como va a ser el tema del Presupuesto Quinquenal y el presupuesto educativo, si el actor que voy a tener enfrente no tiene peso político, el ámbito de negociación no tiene ningún tipo de peso. Si el actor político que tengo enfrente para negociar tiene peso político y lo que yo pueda acordar con él se va a cumplir a rajatabla, cambia la situación.

RA – ¿Y en ese sentido cómo lo ve? Porque María Julia Muñoz es una persona de plena confianza de Vázquez.

EM – Lo aclaró ayer en la noche, yo también estuve mirando el programa, y me parece que es una decisión política del presidente, yo no tengo por qué entrar en las fricciones que se han dado en las últimas horas con respecto a los nombramientos del gabinete. Yo lo que tengo que tener claro es qué perspectiva y qué planteo le voy a hacer a la sociedad uruguaya para que respalde el planteo presupuestal que van a hacer, en este caso los sindicatos de la educación.

Pero la valoración personal de una persona que no arrancó a trabajar ni siquiera es muy difícil hacerla, sería de alguna forma desleal, yo no tengo por qué entrar en ese debate, yo tengo que tratar de conseguir las mejores condiciones para que el debate presupuestal se dé con sindicatos fuertes que de alguna forma tengan capacidad propositiva en la sociedad uruguaya. Además yo no creo que este tenga que ser el Presupuesto Quinquenal de los sindicatos, tiene que ser el mejor para todos los uruguayos. Ahí hay que empezar a trabajar.

Me parece que la discusión y la llave la tiene el presidente de la República, todos sabemos cómo trabaja Vázquez, lo conocemos del período anterior. A mi modo de ver, tiene que revisar algunas posiciones que tomó con respecto a la educación, esperemos que se dé ese marco y que haya una apertura a la negociación que implique llegar a acuerdos.

RA – A propósito de eso, usted deja destacado cuál es el planteo que va a hacer desde el sindicato, pero Vázquez ha delineado cuál va a ser su política en materia educativa. Ayer se comprometió con el 6% del PBI para la educación en materia de presupuesto y está planteado el tema de la creación de un marco curricular común para alumnos de entre 3 y 14 años, concentrar las horas docentes en un centro y por más de un año, y dar estímulos económicos a aquellos profesores que den clases en zonas críticas. ¿Cómo ve el sindicato estos aspectos?

EM – Nosotros hablamos de la transformación de la educación media a una educación integral, de que el desarrollo del estudiante sea en todos los planos. Con respecto a la continuidad de los docentes en un centro, esa es una cuestión que se da por la vía de los hechos, cuando hay movilidad no es por una cuestión del compromiso del docente con el centro educativo, el docente tiene que elegir en más de un liceo por el tema salarial. Las familias docentes, las parejas de docentes con hijos, tienen que acumular entre los dos prácticamente 48 horas para llegar a una renta mensual que les permita tener una vida acorde. Eso no les permite la profesionalización, porque trabajar tantas horas limita las posibilidades de formación.

RA – Entonces, ¿no tendrían problemas en caso de que se busque incentivar que un docente se quede en el mismo centro haciendo más horas?

EM – ¿Pero en qué condiciones se va a dar esa búsqueda de la continuidad en un centro? Tienen que conocerse las condiciones. Nosotros hemos planteado siempre que la unidad docente se debe respetar, son 20 horas, después tenemos que buscar elementos para potenciar la unidad docente en lo que se refiere a lo salarial y para hacer un potenciamiento muy importante para que los docentes trabajen más horas, se les pueda exigir mayor profesionalización y actualización constante. Una persona que trabaja 60 horas semanales, y no por deporte sino por necesidades económicas, es muy difícil que después se le pueda exigir constantemente su profesionalización. Ahí hay un elemento clave, creo que eso pasa por una discusión salarial, sin duda.

Con respecto a las áreas críticas o los liceos de contexto, creo que el aumento tiene que ser hacia todos los profesores, no tiene que ser específico hacia un sector. Porque además eso de que los docentes con mayor compromiso no toman en los liceos periféricos es bastante relativo, nosotros en liceos periféricos tenemos profesores de grado, sin duda, y que toman por compromiso en esas zonas. Hay que hacer un estudio mucho más profundo de lo que se está planteando, creo que además el FA tiene una debilidad que es que no hay un programa de educación plantado desde ningún congreso, hay lineamientos generales a los que hay que darles el marco que el gobierno les quiera dar, y el sindicato planteará los elementos que cree fundamentales para mejorar la calidad educativa. Lógicamente que todos los planteos no pueden ir en detrimento jamás de los contenidos ni de los aprendizajes ni de la mejora de la calidad. Creo que hay elementos claves que hay que discutir, Vázquez presentará su propuesta, nosotros la nuestra, y habrá que sentarse en una mesa de negociación a discutir. Lógicamente que el Poder Ejecutivo tiene la posibilidad de plantearse qué políticas quiere llevar adelante, pero esperemos que el marco de negociación se dé.

RA – ¿Y el aspecto del marco curricular común de 3 a 14 años que se plantea?

EM – Creo que el problema central es buscar un marco curricular común enmarcado en el desarrollo de una educación integral que entre otras cosas rompa el divorcio que existe entre lo intelectual y lo manual, que priorice un marco de desarrollo de las políticas educativas en el marco de un desarrollo de país para los próximos 20 o 30 años. Este es un debate que la sociedad uruguaya lo tiene trunco. Además, rescatando lineamientos que el movimiento sindical en su conjunto ha establecido en diversas instancias: el Congreso Julio Castro y los Congresos del Pueblo que se han desarrollado. O sea, base programática para ponerse a elaborar una perspectiva educativa para los próximos 20 o 30 años existe, el movimiento sindical la tiene. Además lo más probable es que el movimiento sindical vaya a un congreso donde defina y profundice algunos ejes centrales con respecto a la educación de los hijos de los trabajadores y de la población en general. Creo que lo fundamental es establecer voluntad política de no deslegitimar al otro constantemente, de no ir al ataque personal, sino ir a una confrontación que implique una superación, una síntesis, y que logre el mejor presupuesto para la sociedad uruguaya en su conjunto.

RA – ¿Tienen previsto reunirse en los próximos días con la ministra designada para intercambiar estas opiniones, hacerles llegar sus planteos?

EM – No, por ahora no, no hemos tenido ningún contacto. Por lo que tengo entendido de lo que han establecido los medios, la ministra designada está en el exterior, creo que esa instancia se va a dar naturalmente. Repito, esperemos que el año que viene sea muy propositivo, que todos asumamos la responsabilidad que va a tener cada uno en el rol que desarrolla, y tengamos la madurez de negociar para lograr lo mejor para la sociedad uruguaya.

***